Dentro de los principales servicios que brinda la Cooperativa se encuentra la Recepción y Almacenamiento de granos en silos ubicados en las Plantas de Porteña y Altos de Chipión.

Hoy, almacenar granos de manera segura es esencial, tanto para los productores como para las operaciones de mercado en las que participa la Organización.

En este sentido, la Cooperativa adquirió e instaló un Sistema de Medición de Temperatura -también denominado termocuplas- en los silos de almacenamiento, para preservar la calidad del producto, evitar pérdidas y lograr un alto retorno de la inversión.

Los sistemas de sensores están diseñados para monitorear y controlar las condiciones de almacenamiento y reportar los niveles de temperatura del grano, usando sensores digitales encerrados en un cable resistente. Estos cables están suspendidos desde el techo en los silos de acero para grano. Las temperaturas son reportadas por cada sensor en el cable, lo que permite una mejor detección de puntos calientes. Si las temperaturas comienzan a elevarse, el grano puede ser vendido, movido o mezclado para ayudar a optimizar su valor.

Los puntos calientes y el moho pueden convertirse en problemas para el grano que tiene un contenido de humedad alto y que se encuentra en temperaturas más cálidas. Con esta nueva tecnología es posible activar o desactivar los ventiladores de aireación, con el fin de crear un clima en el interior del silo que ayude a mantener la condición del grano.

Hacer funcionar los ventiladores de aireación sólo cuando es necesario también aumenta la eficiencia, reduce los costos de la operación, ahorra en las facturas de energía y evita la contracción del grano.

Utilizar esta herramienta permite contar con datos específicos de cada sensor y cada silo que se muestran claramente en una pantalla de PC, a los fines de tomar decisiones para proteger el cereal almacenado.