Esto ocurrió el pasado martes 10 de enero, cuando directivos y miembros de la Cooperativa Ganadera participaron de la reunión convocada por el Municipio local para analizar la catástrofe hídrica que afectó a Porteña y zona.

Aprovechando la presencia del Secretario de Lechería de la Nación, Ing. Alejandro Sanmartino y autoridades del Ministerio de Agricultura de la Provincia de Córdoba, la Cooperativa junto al Centro Comercial de Porteña y la Cooperativa de Tamberos de Porteña entregaron una nota al Ing. Sanmartino en la cual solicitaron se tomen medidas de carácter urgente.

Así lo expresaba la nota:

Ante la grave situación que estamos atravesando en Porteña y zona, tanto rural como urbana, y que está dejando como saldo miles de hectáreas anegadas con la imposibilidad de retirar la producción láctea debido a los caminos rurales inundados, como así también, la pérdida casi total de la producción agrícola, solicitamos con urgencia la rápida intervención del Gobierno Provincial y Nacional.

La zona afectada comprende casi todo el departamento San Justo, este de la provincia de Córdoba y oeste de la provincia de Santa Fe, departamento Castellanos, extendiéndose hacia el este de dicha provincia.

Por tal motivo, solicitamos con carácter de URGENTE lo siguiente:

  • Declárese zona de desastre climático, evitando los pasos burocráticos innecesarios y que cada delegación regional del Ministerio de Agricultura pueda definir la situación particular de cada productor, con la ayuda de instituciones intermediarias como Cooperativas, el INTA, etc.
  • Que se realicen las obras hidráulicas necesarias para una rápida evacuación del agua que inunda dicha región, tanto rural como urbana, sabiendo que la cuenca es la misma.
  • Que desde Nación, Provincia y Municipio se instrumenten las necesarias medidas económicas, crediticias y tributarias en pos de aliviar la gran presión impositiva que padecen los habitantes de esta región afectada.

Por medidas económicas y crediticias entendemos prórrogas del pago de los actuales créditos. Una línea crediticia más amplia que permita la recuperación del capital de trabajo y una reinversión de capital en las explotaciones afectadas, con un interés de un dígito y con un período de gracia de un año. Teniendo en cuenta que los ciclos productivos son largos, la duración de dicho crédito no debería ser menor a 5 (cinco) años.  

En cuanto a las medidas impositivas solicitamos que éstas sean tanto a nivel provincial (rentas) como a nivel nacional (fundamentalmente ganancias) y municipal (impuestos varios).

La producción láctea y agrícola-ganadera se verá afectada en los meses venideros, ya que no se podrán hacer las reservas necesarias para mantener o aumentar la producción de leche así como tampoco la siembra de cosecha. Por lo tanto, solicitamos se instrumente una línea de subsidios con el fin de paliar el incierto futuro de dichas explotaciones ante la imposibilidad de cosechar en un alto porcentaje los cultivos sembrados.  

Tras recibir la mencionada nota, el Secretario de Lechería de la Nación se comprometió a realizar las gestiones pertinentes para dar respuesta a la crítica situación que atraviesan los productores agropecuarios afectados.

Imagen: Damian Weinzettel