La planta de molienda de soja instalada en la localidad de Porteña ya está en funcionamiento y tiene una capacidad de procesamiento de 70 toneladas de granos por día.

La puesta en marcha demandó una inversión de 1 millón doscientos mil pesos. El complejo agroindustrial de la Cooperativa Ganadera de Porteña es una planta de última generación, con una capacidad de producción única en la elaboración de aceite y expeller a nivel regional.

En el marco de esta reapertura, el gerente de la entidad Cdor. Daniel Sadone destacó que a través de esta acción la Cooperativa traslada de manera directa los beneficios de este procesamiento a los productores tamberos, quienes recibirán una bonificación del 5% en la operación de canje.

Además, destacó la importancia de la planta ya que esta es una industria que permitirá agregarle valor a la materia prima de los productores. Como si fuera poco, “la Cooperativa podrá comercializar sus propios productos derivados del procesamiento de aceite de soja. Tal es el caso del aceite agrícola, coadyudante FOAM, concentrado soluble humectante y adherente”, insistió.

La planta cuenta con dos extrusoras y una capacidad de molienda de 70 toneladas de soja por día, un total de 19.000 toneladas al año, por lo que es capaz de procesar por sí sola el 20-30% de la producción total de soja de los asociados.

La industria instalada en un predio de 2 hectáreas puede descargar unos 20 camiones por día, tiene capacidad de acopio de 15.300 toneladas, un silo de 1000 toneladas para el producto elaborado y 3 tanques de aceite con capacidad de 120 toneladas.

Por su ubicación en la Ruta Provincial 1, la planta de la Cooperativa Ganadera de Porteña está preparada para industrializar grano de toda la región, cumpliendo con las normas de sustentabilidad y cuidado ambiental exigidas.

El complejo posee además un sistema de generadores con el que logra abastecer las necesidades de energía requeridas para su funcionamiento.