Con un auditorio repleto de familias, el martes 12 de agosto tuvo lugar una de las charlas más interesantes de este 2014 destinada a las Empresas Familiares Agropecuarias asociadas a nuestra institución.

El encuentro se realizó en auditorio del Centro Comercial, desde las 19:30 horas; fue organizado por la Juventud Agraria Cooperativista y contó con la participación del Ing. Agrónomo Gustavo López -titular de la Consultora López y Asociados-, quien se refirió a las diversas maneras de convertir en fortalezas las debilidades de la empresa familiar.

En el transcurso de su exposición, López se adentró en las diferencias generacionales  y arrojó una de sus claves: el trabajo en equipo, y destacó la importancia de trabajar en la profesionalización de las empresas familiares.

Tal como lo pregonaba el título de esta charla, definitivamente es posible convertir en fortalezas las debilidades de la empresa familiar. Pero para lograrlo es fundamental poner todas las fichas en la Dirección y Gerenciamiento, lo cual implica incursionar en el análisis de gestión, el planeamiento,  presupuestación y la comunicación, uno de los principales problemas que afecta a este tipo de empresas.

Con un público altamente interesado en la temática, Gustavo López compartió experiencias y anécdotas que generaron una fuerte identificación entre lo que le ocurre a la mayoría de las familias que tienen una empresa de estas características.

Hacia el final del encuentro, el ingeniero López puso sobre la mesa la importancia de prevenir los problemas de la empresa familia, mantenerla unida y en armonía. En este sentido, se refirió al Protocolo como una  herramienta clave donde se plasman los acuerdos y conversaciones que tienen lugar en el marco del proceso de confección de dicho documento. Proceso que, como describió López, representa un “trabajo valiente en el que la familia debe incursionar cuando está bien”.